miércoles, 19 de noviembre de 2014

¡A veces me dan ganas de…!


Apuesto a que ya han recibido o compartido más de un meme de la Rana René, con la típica frase: ¡A veces me dan ganas de…!

Con una carga de humor auténtica, irresistible, los memes de la Rana René le vienen sacando sonrisas a miles de personas, gracias a Internet. ¿Pero... habrá algo más detrás de la risa que producen?

Este fenómeno, según El Heraldo, comenzó en enero de 2014: Cuando los usuarios de Instagram comenzaron a postear imágenes de René (o Kermit en inglés) con el tag #kermitmemes, donde se veía al personaje mostrando su desdén ante situaciones cotidianas (Leer más en: http://www.elheraldo.hn/vida/763830-331/el-origen-de-los-memes-de-la-rana-ren%C3%A).

Pero más que desdén, en mi opinión, el efecto viral de los memes de la Rana René (Rana Gustavo en España, según http://es.wikipedia.org/wiki/The_Muppets) tiene un acento positivo, liberador y reflexivo, en todo aquel que los lee a través de las redes sociales. 

Y es que las redes sociales, a veces, se cargan de tanta mala noticia que la cara verde de esta rana, tan particular y famosa, nos recuerda que aunque las cosas no vayan muy bien y aunque el impulso primario, que en ciertas circunstancias nos arrebata, sea algo como: ¡A veces me dan ganas de…! Si uno respira hondo y piensa, sobre todo lo segundo: Si uno piensa, el impulso se apacigua y termina en algo como: …y se me pasa.

Un  meme es un acto cultural que es tomado por los usuarios de Internet y replicado de distintas maneras: desde la imitación del fenómeno a el uso de ese hecho en sí en distintos escenarios y circunstancias (Leer más en: http://www.infotechnology.com/internet/Que-es-un-meme-y-cual-es-su-origen-20131111-0002.html#sthash.GAhVI1os.dpuf)

 Y para ahondar un poco más, según: http://es.wikipedia.org/wiki/Meme, un meme es:
 En las teorías sobre la difusión cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente. Es un neologismo acuñado por Richard Dawkins en: El gen egoísta (The Selfish Gene), por la semejanza fonética con «gene» —gen en idioma inglés— y para señalar la similitud con «memoria» y «mimesis».

De modo que sí es algo más que risa lo que nos producen los memes de la Rana René. Estos memes son un recordatorio de una de las características del ser humano que lo distinguen de las otras especies del reino animal: La capacidad de pensar. 

Y estos memes, me recuerdan, también, la famosa frase de Descartes: Pienso, luego existo… ¡Ah! ¡Generalmente hay tanto detrás de la risa! ¡Jajaja! ¡Disfruten, creen, compartan los memes!

Para cerrar, quisiera felicitar al pionero difusor de estos memes, pero nadie sabe de su paradero entre tantas redes sociales.


Escrito por: Ambar Gómez

La foto: Meme de la Rana René (en: httpswww.facebook.compagesMemes-de-la-rana-rene618210274964812)